• Coches autónomos y el futuro de la conducción en nuestras ciudades y carreteras

    • Estado actual de la tecnología de conducción autónoma

    • Los coches autónomos reducirán los accidentes de tráfico

    • Y supondrá una gran mejora en la comodidad para todos los pasajeros

Coches autónomos futuro conduccion en las ciudades

Artículo publicado : 2023-12-04 - Modificado : 2023-12-04
Sección : DOMOTICA


Respondiendo a la pregunta, ¿qué es un coche autónomo?, es un vehículo que cuenta con sistemas informáticos que le van a permitir imitar ciertas capacidades humanas relacionadas con la conducción, tanto por manejo como por control. Inicialmente, se considera que un vehículo es autónomo cuando no necesita de un conductor; sin embargo, el concepto sigue evolucionando y ya existen diferentes niveles de conducción autónoma.


Coches autónomos y el futuro de la conducción en nuestras ciudades y carreteras

Gracias a sus cámaras y los diferenes sensores integrados, los coches autónomos pueden percibir el entorno que los rodea y, en base al análisis que realizan de los datos recogidos en tiempo real, aplicar técnicas de conducción. Así, sus ocupantes pueden elegir tranquilamente el destino al que desean que se dirija el vehículo, pero no necesitan tomar ningún tipo de acción sobre la conducción.
Entre las diferentes tecnologías utilizadas por los coches autónomos para percibir su entorno, encontramos algunas como el radar, LIDAR, láser, visión computerizada por cámaras y sistemas de posicionamiento global como el GPS.

Y si los comparamos con los coches actuales, los vehículos autónomos tienen varias ventajas, sobre todo en términos de seguridad en la conducción. Aquí hay algunas de las ventajas más importantes:

  • Reducción de accidentes: La mayoría de los accidentes de tráfico son causados habitualmente por un error humano, como conducir bajo la influencia del alcohol, distraerse con el teléfono móvil o incluso no respetar las señales de tráfico. Los coches autónomos están diseñados para evitar estos errores y, así reducir el número de accidentes de tráfico.
  • Mayor eficiencia en la conducción: Los coches autónomos pueden llegar a ser más eficientes que los coches actuales conducidos por un humano, en términos de consumo de combustible y emisiones de gases de efecto invernadero. Los vehículos autónomos pueden optimizar su velocidad y ajustar la aceleración para maximizar la eficiencia del combustible, lo que puede reducir el impacto ambiental durante la conducción.
  • Mayor accesibilidad: Otra ventaja tambien muy improtante de los vehículos autónomos es que pueden hacer de la conducción algo mucho más accesible para personas con discapacidades físicas o mentales que actualmente no pueden conducir. De igual forma, la conducción tambien sería más fácil y segura para aquellos conductores mayores.
  • Menor congestión del tráfico: Los coches autónomos pueden ayudar a reducir la congestión en nuestras ciudades y carreteras al optimizar la velocidad y la distancia entre vehículos. También pueden llegar a comunicarse entre sí para coordinar la velocidad y la dirección, lo que puede ayudar a reducir la necesidad de frenar y acelerar continuamente.
  • Mayor comodidad: Otra ventaja tambien muy interesante, es que pueden ayudar a hacer de la conducción algo más cómodo y relajante para los conductores y pasajeros. Los conductores pueden leer, trabajar o descansar mientras el coche se dirige de forma autónoma hacia su destino. Los pasajeros pueden disfrutar de una experiencia de viaje cómoda y relajante.

Actualmente, los coches autónomos están disponibles en el mercado, pero todavía no son comunes en las carreteras. La regulación y la seguridad son dos de los principales desafíos que enfrenta la conducción autónoma en este momento.

En España, la Ley de Tráfico se reformó en marzo de 2022 para incluir por primera vez menciones a los vehículos de conducción autónoma, estableciendo su regulación como competencia estatal. Se espera que a finales de 2023 exista una nueva legislación y puedan circular vehículos autónomos de hasta nivel 4, esto es, aquellos que pueden llevar a cabo una conducción autónoma completa o real, en tanto que el vehículo pueda conducir por sí solo de forma completa y sin ningún tipo de asistencia humana. Sin embargo, aún hay escollos que salvar en esta área, al igual que también en términos de regulación y de seguridad vial.

La complejidad de programación de todas las posibles combinaciones de factores que se pueden dar en la vida real durante la conducción, parece que aun se haceinviable poder lanzar un algoritmo de control 100% fiable con la tecnología actual. Además, áreas como la ética de los modelos, los sesgos, la interpretación de las señales, o la privacidad de los datos, siguen copando algunos de los principales desafíos.

¿Y cuando llegará la conducción autónoma a nuestras ciudades? Uno de los principales actores es el fabricante norteamericano Tesla. Actualmente ofrece una función de conducción autónoma en sus vehículos llamada FSD (Full Self-Driving) que permite que el coche se conduzca solo en determinadas situaciones. Sin embargo, esta función todavía está en fase beta, aunque recientemente han anunciado que saldrá de esta fase en breve, pero que aun requiere que el conductor permanezca atento y preparado para tomar el control en todo momento.

A medida que la tecnología empleada por los coches autónomos, y la Inteligencia Artificial continúe mejorando, es probable que veamos más y más vehículos autónomos en nuestras carreteras y ciudades en el futuro. Sin embargo, todavía queda mucho trabajo por hacer antes de que toda esta tecnología sea una realidad cotidiana.

¿Te ha gustado? Puedes encontrar más artículos sobre tecnología similares a este desde aquí.

Sección : DOMOTICA
Los más vendidos